28/02/2019

En el corazón de Valladolid, Ana y Álvaro sellaron su amor en una emotiva boda civil que tuvo lugar en la encantadora Finca Tres Jotas, ubicada en Laguna de Duero. Este día quedará marcado en sus corazones como una hermosa historia llena de emociones, sorpresas y risas.

Desde los preparativos iniciales de los novios, nuestras cámaras capturaron con precisión cada detalle significativo, desde los elegantes zapatos hasta los delicados pendientes, así como los entrañables momentos compartidos con familiares y amigos cercanos. Cada imagen se convirtió en un tesoro que atesorarán para siempre.

Una vez en la finca, nos adentramos en un mundo de maravillas visuales. Cada rincón se reveló como un escenario perfecto para plasmar los momentos de amor y felicidad de Ana y Álvaro. La cuidadosa selección de detalles decorativos añadió un toque mágico a este día especial, y nosotros estábamos allí para inmortalizarlo.

No se escapó ni un solo instante importante. Desde el emotivo "sí, quiero" hasta el intercambio de los anillos, nuestra lente capturó cada momento lleno de emoción y alegría.

La bodega de la finca, con su encanto e historia, se convirtió en un lugar íntimo y romántico donde Ana y Álvaro protagonizaron momentos únicos que quedaron plasmados en imágenes llenas de autenticidad.

El banquete, celebrado en el restaurante de la finca, ofreció a los invitados una deliciosa cena en un ambiente cálido y acogedor. Los momentos sorpresa y los regalos para los recién casados añadieron una dosis extra de emoción y felicidad a la velada, emocionando profundamente a Ana y Álvaro.

Uno de los momentos más memorables de la noche fue la proyección sorpresa preparada especialmente para los protagonistas. Un instante que combinó risas y lágrimas de felicidad, y que perdurará en sus corazones como un recuerdo imborrable.

Y, por supuesto, el baile fue el colofón perfecto. Rodeados de risas, abrazos y momentos divertidos, Ana y Álvaro se entregaron al ritmo de su primer baile como marido y mujer.

Esta boda en Valladolid fue un día mágico, repleto de momentos inolvidables. Nuestro objetivo fue capturar cada detalle y emoción para que Ana y Álvaro puedan revivir, una y otra vez, esta experiencia única a través de las hermosas fotografías que hoy compartimos.

Comentarios

VER TODO